Alcaldía
Edición Níjar - Alcaldía - Níjar es pobre, pero por maltrato
Níjar es pobre, pero por maltrato

Níjar es el municipio con menor renta media por habitante de España según la estadística \'Indicadores Urbanos 2018\' publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), y hay que decirlo, basada en datos recogidos principalmente en el año 2015. Obviamente el revuelo que se ha montado es tan grande que hasta usted que lee estas líneas en este momento tiene oportunidad de hacerlo, porque de no haber sido así poco hueco encontraría para hacer entender el porqué suceden las cosas y dónde, cuando seguro que las referencias que tienen de nosotros fuera de Almería responden a lugares como Cabo de Gata, la agricultora ecológica o el arroz negro de Aguamarga.

En el año 2015 Níjar hereda una deuda de 22 millones de euros después de fabulosos ejercicios de megaconstrucciones con empresas que ahora ya sólo existen en sumarios judiciales que investigan presuntos casos de corrupción. Pese a todo, es en estos campos de Níjar en los que nace la agricultura ecológica, en tierra seca que antaño se dedicaba al esparto, pero que desde el año 1997 se riega con agua desalada. Y claro, también es la única zona que utiliza este modelo de riego y que no recibe un solo euro de ayuda pese a que su coste es muy superior, en concreto ocho millones de euros mas al año. Otras comunidades del levante, también azotadas por la corrupción, contaron al menos con políticos locales más influyentes que dejaron como legado bonificaciones en el uso de agua desalada para sus agricultores. Aquí, la herencia fue de 22 millones de deuda en las arcas municipales.

Estamos llamados a ser el gran centro logístico de Andalucía Oriental, una inversión de la Junta de Andalucía que ciertamente nos sacará del vagón de cola al municipio de Níjar y a toda la provincia, -Adra, El Ejido y Vícar también son de rentas bajas- para convertirnos en locomotora de eso que se nos da muy bien, la agricultura de primor, la ecológica, la de los tomates con sabor. Y claro, como no podía ser de otra forma, al anterior Gobierno de España sólo se le ocurre diseñar un trazado de AVE, que lleva seis años de retraso, con una modificación de última hora que consiste en dejar el cambio de plataforma, el elemento esencial para la carga de mercancías, a unos 8 kilómetros de ese puerto seco, potenciando el levante murciano en detrimento de Andalucía oriental. Puede parecer estúpido, pero además es real, sólo que ahora creemos que los efectos nocivos de las decisiones políticas sobre nuestro territorio pueden empezar a cambiar con un ejecutivo que parece tener cerebro y corazón.

Hasta nos viene bien que esta estadística se haya hecho pública, porque alguien tendrá que explicar por qué se nos niegan fondos EDUSI a Níjar, cuando se supone que son el vehículo para revertir estas situaciones,  generando servicios que ayuden a crear riqueza, y con ello mejores condiciones de vida. Y cuyo resultado, seguro, hubiese sido el de rentas más altas, pero no sucedió así. Los criterios políticos en el reparto de fondos públicos de la UE siempre van a otros lugares que, mira por donde, no aparecen en los titulares de los \'Indicadores Urbanos 2018’.

Níjar necesita ayuda. Somos una de las poblaciones que más crece en población, casi al mismo ritmo que nuestras fincas de producción de agricultura ecológica, pero los ingresos que recibimos por habitante en el municipio más extenso de España no dan más de sí, y ahí están los datos, en la renta media de la población. Si eso no es suficiente para que de una vez nos den lo que nos deben, tenemos un problema mucho más serio que tener la menor renta media por habitante de este país.

Ahora bien, que personas con responsabilidades de gobierno o de oposición hagan saña del rendimiento económico de sus vecinos creyendo que así se obtiene rédito electoral, es igualmente preocupante.

Alcaldía
Edición Níjar - Alcaldía - Níjar es pobre, pero por maltrato
Níjar es pobre, pero por maltrato

Níjar es el municipio con menor renta media por habitante de España según la estadística \'Indicadores Urbanos 2018\' publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), y hay que decirlo, basada en datos recogidos principalmente en el año 2015. Obviamente el revuelo que se ha montado es tan grande que hasta usted que lee estas líneas en este momento tiene oportunidad de hacerlo, porque de no haber sido así poco hueco encontraría para hacer entender el porqué suceden las cosas y dónde, cuando seguro que las referencias que tienen de nosotros fuera de Almería responden a lugares como Cabo de Gata, la agricultora ecológica o el arroz negro de Aguamarga.

En el año 2015 Níjar hereda una deuda de 22 millones de euros después de fabulosos ejercicios de megaconstrucciones con empresas que ahora ya sólo existen en sumarios judiciales que investigan presuntos casos de corrupción. Pese a todo, es en estos campos de Níjar en los que nace la agricultura ecológica, en tierra seca que antaño se dedicaba al esparto, pero que desde el año 1997 se riega con agua desalada. Y claro, también es la única zona que utiliza este modelo de riego y que no recibe un solo euro de ayuda pese a que su coste es muy superior, en concreto ocho millones de euros mas al año. Otras comunidades del levante, también azotadas por la corrupción, contaron al menos con políticos locales más influyentes que dejaron como legado bonificaciones en el uso de agua desalada para sus agricultores. Aquí, la herencia fue de 22 millones de deuda en las arcas municipales.

Estamos llamados a ser el gran centro logístico de Andalucía Oriental, una inversión de la Junta de Andalucía que ciertamente nos sacará del vagón de cola al municipio de Níjar y a toda la provincia, -Adra, El Ejido y Vícar también son de rentas bajas- para convertirnos en locomotora de eso que se nos da muy bien, la agricultura de primor, la ecológica, la de los tomates con sabor. Y claro, como no podía ser de otra forma, al anterior Gobierno de España sólo se le ocurre diseñar un trazado de AVE, que lleva seis años de retraso, con una modificación de última hora que consiste en dejar el cambio de plataforma, el elemento esencial para la carga de mercancías, a unos 8 kilómetros de ese puerto seco, potenciando el levante murciano en detrimento de Andalucía oriental. Puede parecer estúpido, pero además es real, sólo que ahora creemos que los efectos nocivos de las decisiones políticas sobre nuestro territorio pueden empezar a cambiar con un ejecutivo que parece tener cerebro y corazón.

Hasta nos viene bien que esta estadística se haya hecho pública, porque alguien tendrá que explicar por qué se nos niegan fondos EDUSI a Níjar, cuando se supone que son el vehículo para revertir estas situaciones,  generando servicios que ayuden a crear riqueza, y con ello mejores condiciones de vida. Y cuyo resultado, seguro, hubiese sido el de rentas más altas, pero no sucedió así. Los criterios políticos en el reparto de fondos públicos de la UE siempre van a otros lugares que, mira por donde, no aparecen en los titulares de los \'Indicadores Urbanos 2018’.

Níjar necesita ayuda. Somos una de las poblaciones que más crece en población, casi al mismo ritmo que nuestras fincas de producción de agricultura ecológica, pero los ingresos que recibimos por habitante en el municipio más extenso de España no dan más de sí, y ahí están los datos, en la renta media de la población. Si eso no es suficiente para que de una vez nos den lo que nos deben, tenemos un problema mucho más serio que tener la menor renta media por habitante de este país.

Ahora bien, que personas con responsabilidades de gobierno o de oposición hagan saña del rendimiento económico de sus vecinos creyendo que así se obtiene rédito electoral, es igualmente preocupante.